Con la llegada de la primavera, muchos padres optan por realizar salidas con sus niños a plazas, parques y paseos al aire libre. Esto representa un motivo más que interesante para poder compartir actividades y recreación con sus hijos. 

Recuerden que el tiempo que como padres dedicamos a nuestros hijos es el valor más importante que podemos ofrecerles, más aún, es una gran muestra de afecto a ellos.

Algunas acciones que son importantes realizar aprovechando el aire, el sol y el verde de estos lugares podemos decir que son:

1- Hacer actividades físicas: La obesidad infantil es algo cada vez más común. 

El jugar al aire libre los motiva a moverse, escalar, correr, saltar. Estos ejercicios son necesarios para mejorar su habilidad motriz, la coordinación y el equilibrio.

2- Socializar: Es normal que en el parque haya otros niños con los cuales nuestros niños pueden jugar, los enseña a respetar a los demás, a compartir los juegos, y a desenvolver sus habilidades sociales.

3- Son más creativos: Al estar fuera de casa los niños se sienten libres, pueden ser quien quieran ser, inventar juegos y fomentar la creatividad. 

Está demostrado que los juegos al aire libre agudizan el ingenio aún más que los juegos en casa.

4- Independientes: Jugar fuera de su entorno cotidiano y participar en juegos con otros niños fomenta su confianza en sí mismos, los niños aprenden a hacer frente a los problemas y a buscar soluciones por si mismos.

5-Familia: El jugar juntos en los juegos al aire libre de tus hijos, corres y te ensucias con ellos fortalece la unión familiar.

6- No al celular! Los celulares en niños no son el ideal para su compañía. Estas tecnologías pueden desviar su atención y su disfrute en este momento.

El Lic. Sergio Farinelli es especialista en Infancia y autor del libro “Dinosaurus”.